Cómo afecta el plan de igualdad a las empresas desde 2020

¿Tiene tu empresa un plan de igualdad?

Desde marzo de este año, todas las empresas de más de 150 trabajadores deben tener un plan de igualdad, en 2021 serán las de más de 100, mientras que las de más de 50 tienen hasta 2022 para hacerlo.

Las empresas de más de 50 trabajadores tendrán que hacer auditorías salariales que evalúen y valoren los puestos de trabajo con criterios “objetivos y adecuados” para evitar la brecha de género. Además, los planes de igualdad deberán inscribirse en el registro de convenios (hasta ahora no era obligatorio), pero solo podrán hacerlo las empresas que los hayan negociado. Dicho de otra forma: las empresas ya no podrán llamar ‘Plan de Igualdad’ a documentos unilaterales.

.

¿Quienes están obligados a implantar un Plan de Igualdad?

Hasta ahora, si tu empresa tenía menos de 250 trabajadores, no estabas obligado a elaborar el Plan. Podías hacerlo si así lo deseabas, con el objetivo de cumplir con tu responsabilidad social o mejorar tu imagen corporativa. Pero no era obligatorio.

¿Qué pasa con la última actualización de la normativa? Pues que ahora, todas las empresas con más de 50 trabajadores deben implementar el Plan de Igualdad de género de forma obligatoria.

.

¿Tu empresa necesita elaborar un Plan de Igualdad y no sabes por dónde empezar? 

No queda mucho tiempo y si tu empresa tiene más de 50 trabajadores es obligatorio tenerlo. No obstante, aunque tu empresa tenga menos de los 50 trabajadores que incluye la norma, en ACM Servicios te recomendamos que lo prepares.

Este documento te ayudará a mejorar la imagen corporativa y a poner en relieve tu compromiso con la igualdad de género. Además, no se pueden olvidar los efectos directos en la motivación y satisfacción de las personas trabajadoras, reteniendo así el talento en la empresa y mejorando el clima laboral.

También facilita el acceso a contratos públicos. La Ley de Contratos del Sector Público establece la prohibición expresa de contratar a empresas que no cuenten con planes de igualdad estando obligadas a ello.

Además, las convocatorias de ayudas y subvenciones a las que pueden optar las empresas establecen el requisito de “respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral”.

Todo son ventajas, por lo que si necesitas ponerte manos a la obra, nuestro consejo es que te apoyes en profesionales expertos, ya que puede ser un proceso complejo en el que seguramente vas a necesitar asesoramiento.

En nuestro departamento Legal y Laboral ofrecemos este servicio, ya que estamos especializados en la negociación y creación de planes de este tipo. Te guiaremos en todo el proceso para crear un Plan de Igualdad que se ajuste a las necesidades y requisitos de tu empresa.

.

¿Quieres saber un poco más sobre el reglamento?

Para ir entendiendo un poco más sobre los requisitos del Plan te contamos algunas claves que necesitas conocer.

El reglamento sobre igualdad retributiva constata lo que la norma aprobó: todas las empresas, independientemente del tamaño de sus plantillas, deben tener registros salariales por categorías y sexo que incluyan salarios y complementos, pero también cualquier percepción extrasalarial. Si en algún caso la diferencia entre un sexo y otro fuera del 25% o más, las empresas deben justificar por escrito a qué se debe la brecha. En cualquier caso, una diferencia menor no supone que no haya discriminación, solo evita la obligación de una justificación formal.

Los representantes de los trabajadores deberán tener acceso a toda la información, que debe incluir medias salariales pero también medianas. Las medianas miden con más eficacia las diferencias cuando éstas son más abultadas y se convierten, por tanto, en referencias más completas en el caso de que exista brecha.

Si no existe representación sindical en la empresa, cualquier persona podrá tener acceso a la información, aunque de manera más básica: no podrá consultar todos los valores salariales, pero el empresario sí deberá proporcionarle los porcentajes de diferencia.

.

Obligaciones que tiene tu empresa si cuenta con más de 50 trabajadores

En este caso, la empresas estarán obligadas, además de al registro, a hacer una auditoria salarial que evalúe y valore cada puesto de trabajo.

El reglamento especifica los criterios a los que deben atender estas auditorías, que tendrán que incluir también planes de acción para combatir las diferencias.

.

¿Qué es un plan de Igualdad?

Es un documento que contiene un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.

En el mismo documento se deben fijar los objetivos concretos a lograr, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución, así como el establecimiento de sistemas eficaces de seguimiento y evaluación de los objetivos fijados.

.

¿Qué pasos hay que seguir para su elaboración y posterior implantación?

Compromiso de la empresa. Te ayudaremos a crear comunicado formal en el que la compañía nuestra su voluntad de establecer y desarrollar todas las políticas de no discriminación, así como fomentar medidas para conseguir la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres.

Creación de la Comisión de Igualdad. Te asesoraremos en la creación de esta comisión, ya que en ella se adoptarán acuerdos y medidas con el consenso de ambas partes, los cuales se implementarán a lo largo del desarrollo del plan.

Diagnóstico. Nos encargamos de diagnosticar la situación de desigualdad y discriminación en la que se encuentra la empresa, se debe realizar un estudio pormenorizado donde se identifiquen las brechas de inequidad y desigualdades, determinando los factores o condiciones que las propician. Este, es un punto crucial puesto que el plan de igualdad se construye sobre los resultados del diagnóstico.

A partir de aquí trabajaremos en la Programación de objetivos y definición de medidas de actuación, la redacción del plan de igualdad y su registro, ya que las empresas están obligadas a inscribirlos en el Registro de Planes de Igualdad de las Empresas.

En ACM somos conscientes de que tan importante como la redacción del plan es conseguir que las medidas que recoge se instauren de forma efectiva en la empresa. Tiene especial importancia el seguimiento y la revisión de los objetivos, medidas y acciones.

¿Hablamos? Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.